Gerardo Liebner, Activista por la Paz Israelì. Entrevista.

Posted by Correo Semanal on sábado, julio 19, 2014

ARGENPRESS.INFO     VIERNES, 18 DE JULIO DE 2014

RNMA


En el ENREDANDO LAS MAÑANAS del martes 15 del corriente, entrevistamos a Gerardo Liebner, uruguayo-israelí, historiador e integrante del Movimiento Pacifista Judeo-Arabe Ta'ayush (Vivir juntos). Hablamos sobre la reciente escalada bélica por parte de Israel sobre los territorios palestinos de Gaza y Csjordania. El día a día de los pobladores de estas ciudades sitiadas y que sucede cuando no pasa nada, cuando los medios masivos no miran a Oriente medio. Nos describió lo lejos que están Israel y Palestina de la paz.

Gerardo Liebner: Cuando aparentemente no pasaba nada bajo la mirada benevolente del Papa (Francisco), el presidente de Israel, Pérez (Shimon) y la autoridad palestina, Mahmud Abás, se abrazaban en el Vaticano, lo que en verdad sucede es que aquí siempre está pasando algo y lo que está pasando es un proceso de colonización, que cambio la realidad cotidiana de la gente, un avance constante de colonias israelíes en territorio palestino y ese constante cambiar la realidad termina causando las explosiones que estamos viendo ahora.

Enredando las mañanas: Este proceso de colonización tiene varios sinónimos, apartheid, genocidio étnico, o estado terrorista.

G.L.: El debate sobre las palabras a veces puede confundir un poco, no es exactamente un apartheid como el que sucedió en Sudáfrica, es una cuestión de racismo estructural muy fuerte, muy feo y tiene sus propias características.
Es un tema de colonización de carácter racista en una lucha por apoderarse de más terrenos desplazando en lo posible a la población palestina, es algo que describe y que dentro de esto se dan masacres a veces o se dan procesos de colonialismo mas “suave”, por llamarlo de alguna manera, pasa de todo en distintas circunstancias y en distintos lugares del territorio.

ELM: En ese sentido contanos como se manejan, ¿es un Estado que controla un determinado territorio?

G.L.: La franja de Gaza, donde supuestamente Israel retiró sus fuerzas militares unilateralmente hace unos años, está bajo control militar del movimiento islámico Hamas, pero bajo sitio. Es una franja de tierra muy pequeña, muy densa de población, 2 millones de habitantes están sitiados porque no tienen control sobre ninguna de sus fronteras, ni por aire, ni por tierra pueden salir sin permiso de Israel.
En la llamada margen occidental del Jordán, está Csjordania, hay islotes de control policial palestino, pero el terreno está cruzado por colonias israelíes bajo control militar israelí, por carreteras bajo control israelí, que convierten esa franja en un archipiélago de pequeños islotes de bajo control palestino, que Israel no tiene ningún empacho en violar, cuando las circunstancias así lo determinan.

ELM: ¿De este modo como se puede pensar en la paz?, más allá de la foto del Papa.

G.L.: Es muy difícil percibir una opción de paz. Del lado palestino es un bregar constante por el dialogo y para llegar a una paz, el presidente Mahmud Abás, propone, ya hay un consenso internacional al respecto, la retirada israelí de Csjordania, la creación de un Estado palestino, en la franja, en Gaza y en Jerusalén oriental, Israel mantiene un doble discurso, hacia el mundo, bajo presión dice estar dispuesto a considerar esto, pero en la realidad va cada vez apoderándose de más terrenos en Csjordania y construyendo más barrios judíos en Jerusalén oriental, abortando ese proceso que supuestamente dice tener interés en llevar a cabo.
Entonces la paz se ve cada vez más lejana, más imposible, un compromiso de ese tipo que además no soluciona todos los problemas, las aspiraciones de los refugiados palestinos desplazados en 1948, lo que sería un comienzo hacia la paz, cada vez más incierto, alejado, realmente tiene que cambiar algo muy fuerte en la región o en la disposición internacional, hacer una presión real para dar vuelta este proceso de colonización que se va incrementando.

ELM: ¿Con respecto a las nuevas generaciones como ves, continua el racismo?, ¿hay posibilidad de cambio?

G.L.: En estos momentos bélicos es muy difícil percibir algún cambio en la opinión pública, en la disponibilidad de las nuevas generaciones, hay una especie de tribalización de la manera de pensar en la gente, somos nosotros contra ellos, en una visión muy extrema, las mentalidades se cierran, existen minorías que se mueven a contra corriente, en situaciones que los dramas humanos la sensibilizan, pero son minorías, antes de empezar la escalada en Gaza, vimos situaciones espantosas entorno a los secuestros y las muertes de los adolescentes judíos colonos en los territorios ocupados y luego de un joven palestino en Jerusalén oriental a manos de jóvenes judíos. Se vio una hostilidad étnica que recuerda a los peores momentos de la guerra de Yugoslavia, cuando se desmembró, da en realidad mucho miedo.

ELM: Nacen armados, ¿como se puede empezar a cambiar?

G.L.: Lo vemos como un cambio para peor, había más ámbitos de convivencia en el pasado y donde existe hoy esa convivencia es dentro de Israel, donde hay una minoría palestina, un 20% de la población, es una convivencia forzada, en la vida económica, la profesional de mucha gente. Las relaciones son más ríspidas, hostiles, una mentalidad militarizada, tanto del lado de Israel que es el dominante, por ende el que tiene mayor responsabilidad, pero sabemos que los oprimidos terminan adoptando las formas del opresor y hay también una militarización en la mentalidad de buena parte de los jóvenes palestinos, una especie de reacción a la realidad de opresión que están sufriendo.
Es algo que tiene que ver con el comportamiento del Estado israelí, hacia los distintos movimientos palestinos.
Israel ha estado premiando el uso de la fuerza extrema, cuando ha liberado prisioneros políticos palestinos, cuando les secuestraron algún soldado, pero cuando Abás u otros dirigentes moderados han reclamado liberación de presos como parte de un proceso de dialogo ha regateado, entonces la conclusión para las jóvenes generaciones de palestinos, es que los gobiernos de -Israel solo entienden fuerza, es el único lenguaje al cual están dispuestos a considerar, desde ese punto de vista de Israel está creando y recreando su enemigo que le resulta muy funcional para unir a su población entorno a ese enemigo y sirve además para desvirtuar las luchas sociales dentro de Israel, los conflictos, las contradicciones que existen.

ELM: En ese marco que describís, ¿Como se ven los jóvenes objetores de conciencia que deciden no participar de un entrenamiento militar?

G.L.: Se trata de héroes, no tengo otra palabra, para describir a estos jóvenes, que con mucho coraje en contra del entorno social en el que viven. Lo peor no es la cárcel militar que no es nada simpático estar arrestado durante meses, sino el repudio social que muchas veces son sometidos, las familias, las madres de estos chicos, realmente hay que tener mucho coraje, mucha conciencia y es difícil tener las cosas juntas a los 17 o 18 años. Generalmente conciencia y coraje no van juntos a una edad tan corta. También hay que decir que el número de objetores de conciencia no es muy grande, pero hay una cantidad mucho mayor de jóvenes que hacen lo posible por evitar lo militar, que no tienen el coraje para declararse objetores de conciencia, pero buscan hacerle trampa al sistema para salir de ese lugar, existe una corriente antimilitarista en la sociedad israelí que es minoritaria, pero que no es despreciable tampoco.

ELM: 'Tiene fin este pico de agresión por parte del Estado de Israel sobre la población palestina?

G.L.: Todo lo que diga en este momento puede ser desvirtuado en 10 minutos. Esta mañana Israel anuncio un alto al fuego aceptando las condiciones que propuso Egipto, que está tratando de mediar, también Estados Unidos con una propuesta de cese del fuego, pese a las críticas por parte de los ministros de ultraderecha israelí, decidió aceptar la propuesta, pero según los voceros de Hamas, les llegó el escrito después del anuncio israelí y por lo tanto lo están estudiando y se oyen voces de rechazo, entonces Hamas, considera no es una propuesta de cese de fuego, es una propuesta de rendición. A continuado al fuego, el lanzamiento de misiles. Hace una hora desde Israel se anuncio que retomaban el bombardeo a la franja de Gaza y lo que la mediación egipcia se convirtió en un ultimátum, cuya hora final son las 9 hora de acá, dentro de 4 horas y es muy difícil saber que es lo que va a pasar. Entender a veces las estrategias especificas que es lo que está buscando Hamas, hay mucha desinformación en este momento, no se sabe que están negociando, en realidad el reclamo es del pueblo palestino, queda muy claro por los habitantes de la franja, es que Israel abra el sitio al que están sometidos, que permita el libre paso de las personas y mercancías, por lo menos hacia Egipto, ni siquiera pueden salir, el cerco es tal que no pueden ir a pescar a las costas del Mediterráneo porque son hostilizados por la Marina, entonces lo que quieren es una solución definitiva como parte de un acuerdo de alto al fuego. No está claro si Israel está dispuesto a una concesión de ese tipo, por lo visto quiere mantener ese estado de sitio, hostilidad constante porque resulta funcional para otros intereses, cuando necesita desviar la atención hacia este foco de hostilidades.