México - “Mientras no haya pruebas, nuestros hijos están vivos”: padres de normalistas

Posted by Correo Semanal on sábado, noviembre 08, 2014


México: Condundente respuesta de padres y estudiantes al intento del Gobierno de dar por terminada la búsqueda de los normalistas desaparecidos y acabar con las movilizaciones

“Mientras no haya pruebas, nuestros hijos están vivos”: padres de normalistas

Ezequiel Flores Contreras PROCESO
7 de noviembre de 2014
Padres de normalistas rechazan investigación de la PGR. Foto: José Luis de la Cruz
Padres de normalistas rechazan investigación de la PGR.
Foto: José Luis de la Cruz
AYOTZINAPA, Gro., (apro). “Mientras la Procuraduría no tenga pruebas fehacientes, nuestros hijos están vivos”, señalaron los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.
También reprocharon al presidente Enrique Peña Nieto la falta de cumplimiento del acuerdo para permitir que expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ingresen al país y se sumen a las labores de búsqueda con vida de las victimas.
Por ello, anunciaron que se van a radicalizar las acciones de protesta que desde hace días realizan los integrantes de la Asamblea Nacional Popular (ANP).
En conferencia, realizada esta tarde en la sede de la Normal de Ayotzinapa, integrantes del comité estudiantil, padres de familia y su defensa jurídica calificaron como “apresurada” la postura de Jesús Murillo Karam, titular de la PGR, debido a que las autoridades no tienen la certeza científica de que los restos humanos encontrados en el basurero de Cocula y las bolsas halladas a orillas del río San Juan sean de los normalistas.
“Tratan de cerrar este caso de manera cruel para que el presidente Enrique Peña se vaya de manera irresponsable a su gira en el extranjero”, señaló el señor Felipe de la Cruz, en referencia a que hoy Murillo Karam presentó presuntos testimonios de criminales que aseguran haber quemado a los normalistas.
Mientras las autoridades no tengan los resultados con pruebas concluyentes, advirtieron con determinación los familiares de los desaparecidos, no reconocerán la versión oficial.
También reprobaron que el presidente Peña Nieto haya incumplido con su compromiso, firmado la semana pasada, de permitir la intervención de expertos de la CIDH para plantear líneas de investigación relacionadas con los nexos de políticos con la delincuencia y la asistencia tecnológica para realizar labores de búsqueda con vida de las víctimas.
Por ello, recordaron que los integrantes de la ANP acordaron intensificar sus acciones de protesta para seguir insistiendo en la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.
“¡Cuántas veces han matado y criminalizado a nuestros hijos!”, reprochó otro padre de familia, quien lanzó: “No vamos a descansar hasta encontrarlos”.
Una madre dijo que no están cerrados a cualquier escenario, pero insistió en decir que el gobierno federal tiene que presentar pruebas irrefutables de que los restos encontrados la semana pasada en Cocula, son de los jóvenes desaparecidos.
Por su parte, el abogado de los afectados, Vidulfo Sierra, demandó que la línea de investigación no se reduzca a las autoridades municipales de Iguala, sino también al defenestrado gobernador con licencia Ángel Aguirre, así como al Ejército y Policía federal.
“Las autoridades deben investigar a todas las autoridades para deslindar la responsabilidad que tuvieron antes, durante y después de la masacre y desaparición de los normalistas”, indicó.
Al respecto, los padres de los desaparecidos informaron que durante la reunión previa que sostuvieron en Chilpancingo con el procurador Jesús Murillo demandaron que se investigue a todos los alcaldes de la Zona Norte y la Tierra Caliente que han sido vinculados con el grupo delictivo Guerreros Unidos.


México, Sin pruebas, no aceptaremos versión de que están muertos: padres de normalistas

Por Rubicela Morelos y Sergio Ocampo, corresponsales vie, 07 nov 2014 17:12 La Jornada
inicia_conferencia.JPG
Familiares de los normalistas en conferencia de prensa. Foto Rubicela Morelos
"Sin pruebas, no aceptaremos ninguna versión; están vivos y deben buscarlos hasta encontrarlos", señalaron esta tarde los padres de los 43 estudiantes desaparecidos, luego de que el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, informó que se encontraron restos calcinados que podrían ser de los jóvenes normalistas.
Salir a decir que están muertos, sin ninguna certeza, “es una forma descarada de torturar a los padres de familia”, señaló uno de los padres de los desaparecidos, y reclamó al procurador por no cumplir ninguno de los diez compromisos que signó con miras a encontrar a los estudiantes.
No podemos aceptar una versión sin pruebas ni evidencias, "seguimos con la esperanza de que están vivos", dijo la madre de uno los jóvenes desaparecidos en el ataque entre la noche del 26 y la madrugada del 27de septiembre.
En esa tónica, el padre de otro de los normalistas desaparecidos reiteró que no aceptarán la versión de que los jóvenes están muertos. “Quieren dar carpetazo (...) pero nosotros decimos que los estudiantes están vivos y así los esperamos”.
Uno más de los paterfamilias refirió que el procurador se comprometió a poner la tecnología más a su disposición para encontrar a los muchachos, pero no lo hizo, no cumplió .
“Ya basta de hipótesis de que los encuentran en fosas, de que los encuentran destazados; ahora dicen que los calcinaron y que así no pueden identificarlos. ¡Basta de tanta ineptitud, de tanto dolor!. Es justo que si no pueden, que lo digan y que se retiren. Ya nos los mataron muchas veces y los van a matar muchas más, pero tenemos la seguridad de que están vivos”, expresó indignado.
“Están jugando con una situación dolosa de 43 familias”, dijo por su parte uno de los compañeros de los estudiantes de la Escuela Normal Rural.
Los padres no aceptaremos las hipótesis de que están muertos, no se creerá que los asesinaron mientras no haya pruebas, insistió Felipe de la Cruz, padre de los normalistas, quien fungió como moderador de la mesa.
Desde las instalaciones de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos, Vidulfo Rosales, del Centro de Derechos Humanos de la Montañan Tlachinollan que acompaña a los padres de los normalistas, exigió al gobierno federal que de una vez por todas firme el convenio para que expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presten asistencia técnica a las autoridades mexicanas, que se han visto rebasadas ante los hechos y no pueden dar resultados.
Sin resultados, con pruebas irrefutables, no se puede decir que están muertos ni cesar la búsqueda con vida de los 43 jóvenes, recalcó.

México: Normalistas rechazan versión de la PGR; piden pruebas contundentes

Por Fernando Camacho Servín vie, 07 nov 2014 19:02 La Jornada
IMG-20141107-WA0009.jpg
Estudiantes de la Escuela Normal Isidro Burgos en el auditorio Ho Chi Min de la Facultad de Economía de la UNAM. Foto Fernando Camacho
México, DF. Los normalistas de Ayotzinapa se negaron a reconocer la versión dada por la Procuraduría General de la República (PGR), en el sentido de que sus 43 compañeros desaparecidos probablemente hayan sido asesinados y quemados, y reiteraron que mientras el Equipo Argentino de Antropología Forense no confirme dichos resultados, no van a darlos por buenos.
Reunidos en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ocho estudiantes de la Normal Raúl Isidro Burgos escucharon en vivo la conferencia de prensa que dio el procurador Jesús Murillo Karam, acompañados por cientos de estudiantes que llenaron el auditorio Ho Chi Minh.
Con el rostro desencajado, ocultando la cara entre las manos o llorando en silencio, los jóvenes escucharon la explicación del funcionario sobre cómo los normalistas habrían sido secuestrados, asesinados y quemados. El estupor, la rabia y la tristeza se sintieron con mucha fuerza en el lugar.
El primer normalista en tomar la palabra fue Omar García, quien subrayó que la información dada por Murillo la hubieran podido revelar “incluso hace unos diez días”, pero “la han venido prolongando” como si fuera un teatro.
“La noticia nos impacta, (pero) no sabemos si creerla o no. Hasta que no haya una prueba contundente de que los restos encontrados (son de nuestros compañeros), no vamos a resignarnos a aceptar tales hechos”, advirtió entre aplausos y gritos de solidaridad.
El joven agregó que ya habían contemplado la posibilidad de que se anunciara la muerte de los normalistas desparecidos, e insistió en que el problema de violencia e impunidad no es sólo de Ayotzinapa o de Guerrero, sino de todo México, por lo que llamó a preguntarse “qué vamos a hacer con el país, y sobre todo qué vamos a hacer contra ellos”.
Con gesto serio, el estudiante enfatizó: “Podríamos decirles lo que cualquier padre de familia les diría: que quieren guerra con el Estado, así de simple. Lo primero que van a querer es acabar con el problema de una vez por todas. La situación se presta, es la oportunidad, legitimidad hay para hacer las cosas que tengamos que hacer a fin de cambiar la situación en nuestro país.
“Estamos determinados a llegar a donde tengamos que llegar, porque somos guerrerenses, somos campesinos y somos cerradísimos a esas razones estúpidas del gobierno que todo lo quiere solucionar con las leyes, con una legalidad que defiende simplemente a los de arriba. ¡A la mierda su legalidad, no nos funciona”, dijo.


Limitada e incompleta, la investigación de la PGR sobre normalistas: Amnistía Internacional. 

Por Fernando Camacho Servín vie, 07 nov 2014 22:03 La Jornada
padres_DSC_4696.JPG
Padres de normalistas de Ayotzinapa desaparecidos. Foto Rubicela Morelos
México, DF. El anuncio de hoy del Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, de que los 43 estudiantes pudieron haber sido asesinados, quemados y arrojados a un río, se da "después de semanas de especulaciones sobre el destino de los estudiantes", y aun así las líneas de investigación de la desaparición forzada y ejecuciones extrajudiciales "han sido limitadas e incompletas", además de estar acompañadas de funcionarios que se rehúsan a cuestionar la colusión entre el Estado y el crimen organizado que subyace a estas graves violaciones de derechos humanos, señaló Amnistía Internacional (AI).
"Trágicamente, la desaparición forzada de los estudiantes es sólo el último de una larga serie de horrores que han sucedido en el estado de Guerrero y el resto del país. La corrupción y la violencia como señales de advertencia han estado allí para que todos las vean desde hace años y los que negligentemente las han ignorado son ellos mismos cómplices de esta tragedia ", dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de AI.
La organización de derechos humanos subrayó que en el recuento más reciente de las desapariciones de los estudiantes, Murillo Karam "ha fallado en reconocer que se trata de un crimen de Estado y no de un hecho aislado".
De igual forma, "olvidó mencionar la negligencia y complicidad del Estado en la investigación de una serie de denuncias contra el alcalde de Iguala y el hecho de no llevar a la justicia a los integrantes de la policía federal y local involucrados en el asesinato y la tortura de otros estudiantes de Ayotzinapa en 2011".
Amnistía indicó que el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca —principal sospechoso de la desaparición forzada de los estudiantes—, ha sido también sospechoso de corrupción y otros delitos graves, y que incluso en junio de 2013 el sobreviviente de un ataque a ocho activistas locales, entre ellos Arturo Hernández Cardona, informó que el alcalde había participado directamente en los asesinatos.
El sobreviviente proporcionó una relación detallada que se le entregó a un notario público, debido a los temores sobre la connivencia de la policía. Sin embargo, el fiscal del Estado no llevó a cabo ninguna investigación sobre las reclamaciones.
A pesar de la evidencia que involucra al alcalde, la investigación fue presuntamente cerrada en mayo de 2014.
En diciembre de 2011 las autoridades fallaron en hacer rendir cuentas a los funcionarios policiales federales y estatales responsables de la muerte de dos estudiantes de Ayotzinapa y de la tortura y malos tratos de otras 20 personas.
"Cualquier investigación iniciada ahora por el Procurador General llegará demasiado tarde. Si se hubieran realizado investigaciones exhaustivas sobre las denuncias contra el alcalde de Iguala y la policía federal y local cuando se produjeron otras violaciones graves de los derechos humanos, tal vez estos terribles asesinatos y desapariciones forzadas no hubieran tenido lugar", dijo Erika Guevara.
Amnistía Internacional dijo lamentar que, a pesar de los compromisos expresados por el presidente Peña Nieto, sus acciones demuestran lo contrario. "El gobierno mexicano no ha aceptado la asistencia técnica internacional ofrecida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Por otra parte, en medio de esta profunda crisis de derechos humanos, el Presidente iniciará una gira internacional al Foro de Cooperación Económica, demostrando poco interés en hacer frente a la grave situación de derechos humanos en México.
"Es obligación de las autoridades llevar ante la justicia a todos aquellos que trabajan a nivel estatal y federal que son cómplices de estas graves violaciones a los derechos humanos, así como aquellos que han descuidado sus deberes en la investigación de estos hechos y hacer frente a la grave crisis de derechos humanos", concluyó Guevara Rosas.